Nuestra familia y muchas más

Genealogía de nuestra familia y de muchas más con nexos de unión a la nuestra

Antonio Buenaventura Ricardos Carillo de Albornoz

Antonio Buenaventura Ricardos Carillo de Albornoz

Varón 1727 - 1794  (66 años)

Información Personal    |    Medios    |    Notas    |    Mapa del Evento    |    Todos

  • Nombre Antonio Buenaventura Ricardos Carillo de Albornoz 
    Nacimiento 12 Sep 1727  Barbastro, Huesca, España Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar. 
    Sexo Varón 
    Fallecimiento 13 Mar 1794  Madrid, Madrid, España Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar. 
    ID Persona I25410  geneaordonez
    Última Modificación 27 Feb 2017 

    Padre Felipe Nicolas Ricardos y Rodriguez de Herrera,   n. 17 Feb 1689, Cádiz, España Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar.,   f. 1757, Cartagena de Indias,Colombia Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar.  (Edad 67 años) 
    Madre Leonor Carrillo de Albornoz y Antich,   n. Feb 1701, Barcelona, Cataluña, España Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar.,   f. Sí, fecha desconocida 
    Casado Sí, fecha desconocida 
    ID Familia F7805  Hoja del Grupo  |  Family Chart

    Familia María Francisca Davila y Carrillo de Albornoz,   f. 24 Ene 1808, Calatayud, Zaragoza, Aragón, España Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar. 
    Casado 24 Ago 1776  La Granja de San Ildefonso, Segovia, España Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar. 
    Última Modificación 27 Feb 2017 
    ID Familia F8393  Hoja del Grupo  |  Family Chart

  • Mapa del Evento
    Enlace a Google MapsNacimiento - 12 Sep 1727 - Barbastro, Huesca, España Enlace a Google Earth
    Enlace a Google MapsCasado - 24 Ago 1776 - La Granja de San Ildefonso, Segovia, España Enlace a Google Earth
    Enlace a Google MapsFallecimiento - 13 Mar 1794 - Madrid, Madrid, España Enlace a Google Earth
     = Enlace a Google Earth 

  • Fotos
    Antonio Buenaventura Ricardos Carillo de Albornoz
    Antonio Buenaventura Ricardos Carillo de Albornoz

  • Notas 
    • Antonio Ricardos
      Antonio Ricardos y Carrillo de Albornoz (Barbastro, Aragón, 1727 - Madrid, 1794) fue un militar español.
      Biografía
      Nació en Barbastro, en la misma casa que en otro tiempo perteneció a los Argensola. Era hijo de militar y sobresalió, desde temprano, como oficial de caballería, en el regimiento que mandaba su padre (el de Caballería de Malta) del que, como noble, fue capitán comenzada su adolescencia. Durante la Guerra de Sucesión austriaca (1740-1748) tomó parte en las acciones de Piacenza y el río Tedone, destacando hasta el punto de suceder a su padre en el mando del regimiento, con dieciséis años de edad. Combatió en la guerra con Portugal, consiguiendo el generalato, tras lo que se dedicó a estudiar la organización militar prusiana, capacitación que le valió ser enviado por Carlos III a reorganizar el dispositivo militar de la Nueva España.
      En 1768 fue miembro de la comisión para el establecimiento de los límites exactos entre España y Francia. Los méritos contraídos, así como la necesaria nobleza de sus cuatro apellidos, le valieron una encomienda de la Orden de Santiago, dignidad que le serviría de escudo contra las acechanzas inquisitoriales (como las hubo contra tantos reformistas ilustrados de la España de entonces). Fue cofundador de la Real Sociedad Económica de Madrid y llegado a teniente general e inspector de Caballería, creó el Colegio Militar de Ocaña, en donde introdujo nuevos métodos de formación moderna para la oficialidad del Arma. Pero la Inquisición no cejó contra él y hubo de dejarlo, recibiendo modesto destino al frente del ejército en Guipúzcoa.
      Guerra del RosellónCuando España declaró la guerra a la república Francesa, tras la ejecución de Luis XVI, Godoy se asesoró de él. Carlos IV lo promovió a Capitán General de Cataluña, con competencias de gobernador del Principado (1793), en cuya condición tomó el mando del ejército para invadir el Rosellón. Entre abril y septiembre tomó Arlés, el río Tec y Bellegarde, venciendo, por sus condiciones de estratega y táctico, en Mas Deu y en la batalla de Truillás, causando allí
      seis mil muertos al enemigo. Su rival, Dagovert, no pudo con él, a pesar de que Ricardos, falto de apoyos, hubo de retirarse con 20.000 hombres y 106 piezas artilleras, acosado a poca distancia, sin perder hombres ni equipo y aguantando casi un mes en sus atrincheramientos (tres ataques generales y once combates) sin ceder posiciones ni piezas. Aún pudo vencer a los ejércitos de la Convención republicana en Asprés, tomando Port Vendres, Santelme y Collioure, dominando, así, toda la costa rosellonesa. Sin medios para continuar una campaña que alcanzó resonancia europea, regresa a Madrid, para exigir apoyo a Godoy. Y estando en la gestión, muere en 1794. Desde ese momento, la guerra en el Pirineo oriental comienza a perderse por las armas españolas, faltas de un jefe que pudiera suplir las virtudes humanas y profesionales de Ricardos.
      Condecorado con la Gran Cruz de la Orden de Carlos III, la más alta distinción de la Monarquía, su muerte supuso para su viuda el título de condesa de Truillás, como prueba tangible de lo que la Corona adeudaba a este distinguido servidor,
      cuya obra más querida, su Escuela Militar de Ocaña, no pudo continuar. Adicto al grupo de Aranda («partido aragonés») y admirador de los enciclopedistas, es un ejemplo del militar moderno del siglo XVIII español y europeo
      ************************************
      Nació en Barbastro el 12 de septiembre de 1727, en el seno de una familia de gran abolengo aristocrático emparentada con personalidades británicas establecidas en Cádiz en 1650. Su abuelo paterno fué un distinguido oficial de la Marina Real Británica llamado Jacobo Richards que se casó en Cádiz en 1683 con doña Beatriz Rodriguez de Herrera y que españolizó su apellido cambiándolo por el de Ricardos.
      Su padre fue D. Felipe Nicolás Ricardos, Sargento Mayor del Regimiento de Caballería de Malta y que estaba en esa época de guarnición en Barbastro. Años más tarde, durante la Guerra de Sucesión austríaca (1740 - 1748) su padre marchó a Italia, en cuyas campañas intervino y donde obtuvo el empleo de Brigadier. Posteriormente desempeñó los cargos de Gobernador de las plazas de Málaga y Cartagena de Indias. Murió en ésta última en 1757 siendo Teniente General.
      Su madre fue Dña. Leonor Carrillo de Albornoz, hija del Capitán General D. Juan José Carrillo de Albornoz, conquistador de Orán, Nápoles y Sicilia, vencedor de los austriacos en Bitonto, nombrado Capitán General por el rey Felipe V, quien además le otorgó el título de Duque de Montemar con Grandeza de España en agradecimiento a sus servicios distinguidos.
      Tuvo tres hermanas; la mayor, Antonio Engracia, casó con el Marqués de Tablantes. Las otras dos, Antonia Clara y Antonia Bienvenida, profesaron como monjas capuchinas en un convento de Barbastro que a partir de entonces gozó del apoyo y protección de la familia.
      La educación militar de D. Antonio Ricardos estuvo a cargo de su abuelo el Duque de Montemar. A los 14 años ya vestía el uniforme de Capitán del Regimiento de Caballería de Malta, al que se incorporó tres años más tarde y en el que participó en toda la campaña de Italia a pesar de su juventud. Participó en la batalla de Plasencia y en las sangrientas jornadas que la siguieron en el rio Tedone, destacando hasta el punto de suceder a su padre en el mando del regimiento con dieciseis años de edad. Regresó a España en 1748 tras la Paz de Aquisgrán con apenas 20 años recién cumplidos y conceptuado como uno de los mejores capitanes de caballería del ejército.
      Oficial culto e inteligente, hasta 1763 se dedicó a estudiar las tácticas del rey de Prusia Federico el Grande, especialmente el empleo que éste hacía de las unidades de caballería, así como la organización militar prusiana.
      En 1764 ya era Teniente General, y marchó a Veracruz a reorganizar durante cuatro años el descuidado sistema militar de Nueva España, incluyendo la organización del ejército de este virreinato.
      En 1768 se le nombró jefe de la Comisión Militar española que, junto con una francesa, delimitaría la frontera pirenaica con Francia.
      En 1773 se le nombró Inspector del Arma de Caballería, dedicándose a reorganizar sus servicios administrativos y mejorar la instrucción de sus oficiales de acuerdo a las modernas teorías imperantes en la época. Para ello fundó el Colegio Militar de Ocaña para la instrucción de oficiales.
      En 1775 participó en la expedición a Orán, pero no llegó a combatir. La expedición española, al mando del general O´Reilly, encontró a los moros alertados de la presencia española por avisos procedentes de Francia, lo que malogró la expedición.
      Como el General Ricardos era un innovador, padeció un proceso por sospechoso de ser proclive a los aires pre-revolucionarios que se detectaban en la Francia de Luis XVI. Suponiendo que era amigo del Conde de Aranda, el Conde de Floridablanca le mandó a Guipúzcoa como Comandante General en 1788 a modo de destierro encubierto con el encargo de vigilar la frontera del Bidasoa en previsión a posibles intervenciones militares en Francia por causa de los sucesos que acaecían en el
      vecino país.
      En marzo de 1793 Godoy le nombró para sustituir al recientemente fallecido Capitán General de Cataluña, Conde de Lazy, y se le ordenó que dispusiera el Ejército de Cataluña para entrar en Francia por el Rosellón. Con las escasas fuerzas puestas a su disposición entró el Francia el 17 de abril y sostuvo una victoriosa campaña contra los franceses hasta final de ese año, momento en el que se preparó para pasar en invierno atrincherado en territorio francés.
      En este corto periodo de tiempo escribió páginas gloriosas y poco conocidas, como las batallas de Madeu y Truillas, el empleo de la Caballería en misiones de exploración extendiendo sus funciones estratégicas, la construcción del campo atrincherado de Bulú y el empleo de métodos de fortificación improvisada o en el campo de batalla según procedimientos usados muchos años más tarde en la guerra franco-prusiana de 1870 y en la ruso-turca. Nueve fueron los generales franceses a
      los que se enfrentó en esta campaña.
      A primeros de 1794 acudió a Madrid para solicitar refuerzos con los que proseguir la campaña. Fatalmente, falleció en la capital el 13 de marzo de 1794 a consecuencia de una pulmonía a la edad de 66 años.

      *****************************
      Matrimonio II:
      San Ildefonso 24.08.1776
      Antonio Ricardos y Carrillo de Albornoz * 12.09.1727
      Sin Sucesión.


Este sitio está desarrollado por The Next Generation of Genealogy Sitebuilding ©, v. 11.1, escrito por Darrin Lythgoe 2001-2017.

Histats.com © 2005-2014 Privacy Policy - Terms Of Use -