Nuestra familia y muchas más

Genealogía de nuestra familia y de muchas más con nexos de unión a la nuestra

Eustaquio Diaz de Rada y Landivar

Eustaquio Diaz de Rada y Landivar

Varón 1815 -

Información Personal    |    Medios    |    Notas    |    Mapa del Evento    |    Todos

  • Nombre Eustaquio Diaz de Rada y Landivar 
    Nacimiento 20 Sep 1815  Andosilla, Navarra, España Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar. 
    Sexo Varón 
    Fallecimiento España Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar. 
    ID Persona I4006  geneaordonez
    Última Modificación 27 Feb 2017 

    Padre Manuel Diaz de Rada Zalduendo,   n. 04 Ene 1768, Andosilla, Navarra, España Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar.,   f. Sí, fecha desconocida 
    Madre Maria Antonia Recarte de Landivar Gurrea,   n. Tafalla, navarra, España Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar. 
    Casado 06 Ago 1805  Andosilla, Navarra, España Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar. 
    ID Familia F31564  Hoja del Grupo  |  Family Chart

  • Mapa del Evento
    Enlace a Google MapsNacimiento - 20 Sep 1815 - Andosilla, Navarra, España Enlace a Google Earth
    Enlace a Google MapsFallecimiento - - España Enlace a Google Earth
     = Enlace a Google Earth 

  • Fotos
    Eustaquio Diaz de Rada y Landivar
    Eustaquio Diaz de Rada y Landivar

  • Notas 
    • EL GENERAL CARLISTA
      DON EUSTAQUIO DIAZ DE RADA
      Nació en Andosilla, pueblo de la provincia de Pamplona, el 20 de setiembre de 1815, y al comenzar la guerra civil, a la muerte de Fernando VII, ingresó en las filas carlistas, en clase de cadete, perteneciendo, si no estamos equivocados, á
      uno de los batallones que en los últimos tiempos de la lucha acaudillaba el desdichado general García, uno de los generales fusilados en Estella, por orden de don Rafael Maroto, el 18 de Febrero de 1839.
      No se adhirió al convenio de Vergara y emigró a Francia; mas acogóse luego a una amnistía, volvió a la península y solicitó y obtuvo, por Real orden de 4 de Mayo de 1847, la revalidación del empleo de capitán, grado de comandante y una cruz de San Fernando, honores que había alcanzado en el ejército de don Cárlos María Isidro.
      Al poco tiempo fue destinado en su empleo al regimiento de Zamora; después se le nombró ayudante de órdenes del comandante general de Córdoba; en 1849 quedó en situación de reemplazo, y dos años más tarde fue destinado a las inmediatas órdenes del general don Anselmo Blaser, á la sazón capitán general de Navarra, en cuyo puesto continuó hasta Febrero de 1853.
      Perteneció luego a la plantilla de la Inspección general de los Carabineros; tomó parte en la acción de Vicálvaro, al lado de las tropas del gobierno, lo cual no fue obstáculo para que el general O´Donnell le concediese en Julio de 1856 la
      revalidación del empleo de teniente coronel que le había otorgado, por méritos en la citada jornada, el general Blaser, habiendo sido antes nombrado comandante segundo y primero, merced a la protección de este mismo general, por reales órdenes de 20 de Agosto y 20 de diciembre de 1853.
      De modo que en tres años obtuvo tres empleos: favoritismo escandaloso, por cierto, del cual se quejaban amargamente algunos distinguidos oficiales, llenos de merecimientos y bastante más postergados en sus carreras.
      Mandó un batallón del regimiento de Borbón; en 1858 el de cazadores de Arapiles; lúego fue destinado a los regimientos de Gerona y de Toledo, y en Febrero de 1863 se le dio el empleo de coronel, confiándosele al mismo tiempo el mando del regimiento d ela Constitución.
      En el año siguiente, hacia el mes de Febrero, y a consecuencia de cierta irregularidad en que incurrió, fue objeto de una severa amonestación por parte del director general de Infantería, y por real orden de 7 de Febrero de 1865 se dispuso, como medida gubernativa, que pasase a situación de reemplazo, por la parte que tuvo en ciertos actos de indisciplina que ocurrieron en el cuartel de la Montaña, donde entonces se hallaba alojado el regimiento de la Constitución.
      En seguida entró en relaciones políticas con el general Prim, a quien estuvo unido durante el largo periodo de la conspiración liberal contra el trono de doña Isabel II.
      Por decreto de 27 de Octubre de 1868, se le concedió el empleo de brigadier, “teniendo en consideración los distinguidos servicios que prestó a la causa del alzamiento nacional,” y luego fue nombrado por el general Prim comandante general de Búrgos, cuando era capitan general de Castilla la Vieja el señor Martínez Tenaquero, carlista procedente del convenio de Vergara: ambos se hicieron sospechosos al gobierno, y con justo motivo, siendo separados de sus respectivos mandos antes que estallase la vastísima conspiración fraguada entonces á favor de don Carlos de Borbón.
      Rada enseguida huyó al extranjero, y se declaró resueltamente defensor de la bandera carlista.
      Ahora, como todos saben, ha iniciado la sublevación en las montañas de Navarra; más parece que, habiendo sospechado de su lealtad, el pretendiente le ha sustituido del mando que ejercía.
      Hoy se ignora su paradero, pues mientras unos aseguran que está en Bayona, otros dicen que desempeña en Francia, por orden de don Carlos (lo cual no puede creerse) una misión importante, y no falta quien diga que otra vez se halla en Navarra, el día en que trazamos estas líneas, al frente de numerosa partida.
      La Ilustración Española y Americana. Año XVI. Nº XIX. Madrid, 16 de mayo de 1872. p.304
      ************************************************************
      http://www.euskomedia.org/aunamendi/44574
      General carlista navarro, nacido en Andosilla, en 1815. Murió en San Pedro de Abanto, en 1874.
      Participó en la primera carlistada y se acogió a la amnistía en 1847, consiguiendo hacer valer su graduación de comandante y obtener la Cruz de San Fernando. Participó en la vicalvarada (1854), por lo que O'Donnell le confirmó en su grado de teniente coronel. En 1863 ascendió a coronel y en 1868 a brigadier. El general Prim le hizo comandante general de Burgos, pero no duró en el cargo debido a resultar sospechosa su afección por D. Carlos. Rada había sido -escribe Oyarzun- coronel en tiempo de Isabel II, tomó parte activa en algunas conspiraciones al lado de Prim, a pesar de que éste representaba ideas avanzadas". Asistió el 18 de abril de 1870 a la Asamblea de Vevey, en la que se trató del "caso Cabrera" y de la preparación de un nuevo levantamiento. En dicha reunión apareció como el segundo responsable militar del carlismo, después de Elio, y se le responsabilizó como jefe de las fronteras vascas y catalanas. Díaz de Rada dirigió las tropas de voluntarios cuando éstas penetraron por un portillo montañoso cercano a Bera/Vera del Bidasoa y tuvieron que retroceder rápidamente apercibidas de la traición del comandante en jefe de carabineros, Escoda, en agosto de 1870.
      Dos años después, y como general en jefe de Vascongadas y Navarra, encabeza el primer levantamiento de la segunda guerra carlista. En esta ocasión, Díaz de Rada penetró otra vez por Bera y repasó la frontera algo más tarde antes del desastre de Oroquieta. En el segundo levantamiento de este mismo año, que logró desencadenar la segunda guerra, Díaz de Rada fue sustituido en la comandancia de Navarra y Vascongadas por Dorregaray; algunos achacaron este cambio a acusaciones de traición hacia su persona -sin fundamento- y otros a que Díaz de Rada era partidario de Cabrera. De todas formas, Rada -al que no hay que confundir con el célebre Radica- siguió trabajando al servicio de Carlos VII hasta que Cabrera y sus seguidores, entre los cuales Rada, reconocieron a Alfonso XII.
      *******************************************************************************
      http://www.vadehistoria.com/carlismo/carlos2.htm
      Después de la Segunda Guerra Carlista y de la renuncia al trono del Pretendiente, la herencia de Montemolín la recoge su sobrino Carlos María de los Dolores Borbón y de Este, llamado Carlos VII por sus partidarios. y por el que lucharán los carlistas desde 1872 a 1876, aprovechando un momento de profunda crisis política en España, abierta por la Revolución de 1868 que acabó con el reinado de Isabel II, el Gobierno Provisional, el reinado de Amadeo I de Saboya, la República y
      la Restauración en la persona de Alfonso XII.
      En esta ocasión, el Pretendiente estaba sinceramente convencido de sus posibilidades de triunfo cuando llegara el alzamiento, pero este debía de ser preciso para que se pudieran conseguir los objetivos. Sin embargo, el general Cabrera, auténtico mito viviente del movimiento, no lo veía de esta manera y en consecuencia había hecho llegar una carta desde su finca británica renunciando inapelablemente a ser jefe militar de una nueva cruzada que impusiera a Carlos VII por la fuerza de las armas.
      El Pretendiente convocó una Conferencia en la localidad Suiza de Vevey el 18 de abril de 1870 de la que no se sacó gran cosa en claro.
      Con la llegada de Amadeo de Saboya al trono español los partidarios carlistas comenzaron a recaudar fondos para "echarse al monte". Tal como expresaba el consejero de don Carlos: "Solo las armas son en nuestro país efectivas. Un rey extranjero [refiriéndose a Amadeo I] solo puede serlo a tiros; la República se crearía a tiros y Carlos VII solo puede venir a tiros"

      La posible abdicación de don Amadeo y la proclamación de una República inició la cuenta atrás del alzamiento. Tras meses de espera el 21 de abril llegaba la orden de penetrar el territorio español desde Francia.
      Sin dudarlo un momento Eustaquio Díaz de Rada cruzaba la frontera con sus hombres por Vera de Bidasoa, comenzaba la Tercera Guerra Carlista.

      AÑO 1872
      14 de ABRIL. El Pretendiente Carlos VII escribe desde Ginebra a Eustaquio Díaz de Rada jefe de las fuerzas carlistas de la frontera: "Ordeno y mando que el 21 del corriente se haga el alzamiento en toda España al grito de ¡Abajo el extranjero! ¡Viva España!". A principios de abril don Carlos había publicado un manifiesto en Suiza donde marcaba claramente sus derechos al trono español..
      21 de ABRIL. Díaz de Rada penetra en España por Vera de Bidasoa.
      *************************************************************************
      http://www.enciclopedianavarra.biz/navarra/diaz-de-rada-y-landivar-eustaquio/6037
      DÍAZ DE RADA Y LANDÍVAR, Eustaquio
      (Andosilla, 1815 -1885). Comandante general de los carlistas vascongados y navarros en 1872. Tomó parte en la 1.ª guerra, y emigró después a Francia, de donde regresó en 1847 al amparo de la amnistía, para ingresar en el ejército español con reconocimiento de sus grados y condecoraciones. En 1868 era brigadier y tuvo que emigrar de nuevo al fracasar la conspiración en la que había tomado parte. En 1871 fue nombrado comandante general con el empleo de mariscal de campo, pero no tuvo éxito y fue reemplazado, no volviendo a tomar parte en la guerra. Después se adhirió al general Cabrera contra Carlos VII y falleció oscuro y olvidado.
      **************************************************************************
      Las guerras carlistas Escrito por Antonio M. Moral Roncal P.365
      Díaz de Rada, Eustaquio
      (Andosilla, 1815 - Pamplona, 1877)
      Comandante general de los carlistas vascos y navarros en 1872. Hizo la guerra de los Siete Años que finalizó como comandante graduado, emigrando a Francia. Tras una amnistía se reintegró en el Ejército isabelino, hasta que fue expulsado en
      1869 por conspirar con el general MArtínez Tenaquero a favor de los carlistas. Tras el Convenio de Amorebieta fue reemplazado, no volviendo a tomar parte en la guerra. Despechado, se adhirió al reconocimiento de Alfonso XII por Cabrera.
      **************************************************************************
      Quién es quién en la historia del país de los vascos Escrito por Iñaki Egaña P.139
      Díaz de Rada, Eustaquio (s. XIX, Militar)
      Natural de Andosilla, donde nación en 1815. Se alzó en armas en la Primera Guerra carlista, fue amnistiado al concluir la misma y vovlió a las andadas en 1872, esta vez dirigiendo las tropas del pretendiente Carlos. Cayó en desgracia por una sarta de infundios contra su persona, fue sustituido por Dorregaray y, desencantado, concluyó reconociendo la línea oficial de los Borbones, la alfonsina. Murió en 1894.
      *******************************
      Díaz de Rada, Eustaquio
      (Andosilla, Navarra 1815 - San Pedro Abanto 1874)
      Tomó parte en la primera guerra Carlina, que acabo siendo capitán. Pasó al ejército isabelino, ascendió a coronel y ayudante del general Joan Prim i Prats y a brigadier el 1868. Conspiro en favor del pretendiente Carlos VII, que lo destino
      al ejército de Cataluña (1872) en sustitución del general Díaz de Cevallos, durante la Tercera Guerra Carlina, pero por su prestigio entre los navarros fue trasladado a Navarra. Murió en el combate de San Pedro Abanto.


Este sitio está desarrollado por The Next Generation of Genealogy Sitebuilding ©, v. 11.1, escrito por Darrin Lythgoe 2001-2017.

Histats.com © 2005-2014 Privacy Policy - Terms Of Use -