Nuestra familia y muchas más

Genealogía de nuestra familia y de muchas más con nexos de unión a la nuestra

Jácome Sopranis Boquín de Bocanegra

Varón 1621 - 1705  (84 años)


Información Personal    |    Notas    |    Mapa del Evento    |    Todos

  • Nombre Jácome Sopranis Boquín de Bocanegra 
    Nacimiento 1621  Cádiz, España Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar. 
    Sexo Varón 
    Fallecimiento 13 Mar 1705  Cádiz, España Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar. 
    ID Persona I10840  geneaordonez
    Última Modificación 27 Feb 2017 

    Padre Simón Sopranis Barizzio de Haya,   f. 1642 
    Madre Clara Boquín de Bocanegra 
    Casado Sí, fecha desconocida 
    ID Familia F4285  Hoja del Grupo  |  Family Chart

    Familia Luisa Centeno Ordoñez 
    Casado 1660  Cádiz, España Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar. 
    Hijos 
     1. Simon Sopranis Centeno
     2. Isabel Clara Sopranis Centeno
     3. Ana Sopranis Centeno,   n. 05 Sep 1661,   f. 1700  (Edad 38 años)
     4. Roque Sopranis Centeno,   n. 27 Jun 1665, Cádiz, España Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar.,   f. 25 Sep 1699, Mérida,México Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar.  (Edad 34 años)
     5. Josepha Sopranis Centeno
     6. Clara Sopranis Centeno,   f. Cádiz, España Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar.
     7. Juana Isidora Sopranis Centeno
    Última Modificación 27 Feb 2017 
    ID Familia F2914  Hoja del Grupo  |  Family Chart

  • Mapa del Evento
    Enlace a Google MapsNacimiento - 1621 - Cadiz, España Enlace a Google Earth
    Enlace a Google MapsCasado - 1660 - Cadiz, España Enlace a Google Earth
    Enlace a Google MapsFallecimiento - 13 Mar 1705 - Cadiz, España Enlace a Google Earth
     = Enlace a Google Earth 

  • Notas 
    • 4º Mayorazgo
      Regidor Perpetuo de Cádiz
      Sargento Mayor
      Familiar Inquisición
      casa con Luisa Centeno Ordóñez
      ************************************************************
      1.2.2.1 Don Jácome Cybo De Sopranis Y Boquín De Bocanegra
      BirthCádiz, España
      Death13 Mar 1705, Cádiz, España
      OccupationSargento Mayor
      Contrajo matrimonio en Cádiz en el año 1660.
      SpouseDoña Luisa Zenteno y Ordóñez
      ChildrenDon Simón
      Don Roque
      Doña Isabel
      Doña Clara
      Doña Ana
      Josepha
      ***********************************************************
      DON JÁCOME DE SOPRANIS BOQUIN DE BOCANEGRA. 1621-1701.
      Las vacilaciones que en otras vacantes del oficio de la sargentía mayor de Cádiz han podido observarse, no tuvieron lugar al fallecer intestado D. Simón de Sopranis en 1642. El nombramiento de su hijo primogénito, D. Jácome, en temprana edad –hubo de aguardar tres años para hacer efectiva la merced- capitán de la compañía levantada a expensas de su padre en el difícil año de 1636 en que las amenazas de un asalto por parte de una armada extranjera se recrudecieron, equivalía a una coadjutoría en el cargo que llevaba aparejada la sucesión, y sin tenerse presente la juventud del nombrado –frisaba apenas en los veintiún años- se le despachó nombramiento por el Duque de Ciudad Real, capitán general de la armada del
      mar Océano, que pasaba al mediterráneo y jefe de la defensa de Cádiz, en 6 de mayo de 1642. El texto del docuento apenas ofrece interes salvo la mención que en él se hacxe de los caballeros del linaje de Sopranis que lo vinieron teniendo, y en lo tocante a su recepción por el cabildo, a quien se presentó en 12 de los propios mes y año, se limitó a recibir al nuevo sargento mayor con las cortesías acostumbradas.
      El nuevo sargento mayor, que por sucesión materna representaba una de las más famosas casas genovesas del medioevo y aquí en Cádiz la que más influyó en el desenvolvimiento de la ciudad durante el quinientos, afianzó su situación, aún más si cabe, con un matrimonio afortunado que ligó a los Sopranis una de las familias que por los servicios prestados en la armada real de las Indias y por el favor con que los reyes distinguieron al suegro del sargento mayor, más pesaron el los destinos de Cádiz, dejando excelente memoria por su dignidad de vida y por las dotes poco comunes de sus miembros que les permitieron desempeñar los más altos puestos tanto en las flotas de Ultramar como en la del mar Océano. Fue la elegida Doña Luisa Centeno Ordóñez –los documentos han consignado así uniformemente el que debiera ser Ordóñez y no vamos a rectificarlos-, hija del general Roque Centeno, famoso por su actuación en la flota de los galeones de la Tierra Firme que gobernó por tres veces –caso poco frecuente como lo muestra el elenco de los generales de aquella armada- por su participación en la defensa de Cádiz contra el inglés –Caxés lo retrató en su famoso cuadro histórico- y por haber hospedado en su casa al Rey Felipe IV cuando éste visitó Cádiz tras de la famosa jornada real al coto de Oñana (Doñana), y de Doña Francisca Hurtado de Mendoza, su legítima mujer, y hermana de Don José Centeno Ordóñez, general –más propiamente almirante- de la flota ultramarina de la Nueva España y después del mar Océano. Era un hombre afortunado, y aunque no faltaron en su vida graves contratiempos –algunos producidos por la impulsividad de su carácter-, pudo sortearlos saliendo incólume, hasta que a última hora la muerte de sus hijos varones le retiró definitivamente del mundo.
      No hacemos la biografía del cuarto sargento mayor de la casa de Sopranis, trabajo que sería sobremanera interesante para el conocimiento de la vida interna gaditana del seiscientos, y únicamente habremos de mencionar cierto violento incidente que puso en riesgo próximo de pérdida para los Sopranis el oficio y cuya solución –relativamente favorable- demuestra la estimación en que a D. Jácome universalmente se le tenía. Don Jácome de Sopranis, que debía tener el genio un tanto
      vivo como lo acredita un incidente ocurrido con el cónsul holandés en Cádiz, al que abofeteó, del cual han quedado huellas en el archivo notarial de protocolos y que se resolvió sin consecuencias para el sargento mayor, tuvo otro de mayor envergadura con el general de las galeras de España, Marques de Flores Dávila, a quien hubo de desafiar, y trascendiendo el escándalo por la situación de uno y otro de los contendientes y el carácter militar de entrambos –ya los Sopranis jefes de las milicias locales gozaban de la categoría de maestres de campo generales con todas las ventajas e inconvenientes de esta situación-, vióse obligado el capitán general del ejército y costas de Andalucía, ahora el Duque de Medinaceli, Don Antonio de la Cerda, a poner preso a Don Jácome en el castillo de Sanlúcar de Barrameda e tanto que se veía el correspondiente proceso. Los documentos de la época, así oficiales como familiares, silencian lo ocurrido limitándose a consignar el hecho de la detención del sargento mayor, pero una indiscreción del que redactó las partidas de descargo del libro de propios gaditano de aquel año, ha permitido descorrer el velo eliminando las suposiones que se podrían hacer, cuya partida podrá ver el curioso en apéndice, ya que es demasiado extensa para intercalarla aquí. Cádiz tomó como cosa propia lo ocurrido a Don Jácome de Sopranis temiendo se reproducjera lo ocurrido con el tío de éste y teniente general de
      la artillería de la plaza, Don Juan Estopiñán Doria, preso durante largos años por un incidente parecido, y comenzó una serie de diligencias para la mejor solución del caso que fueron eficaces aunque en un principio ofrecían pocas garantías de éxito. Si el caso hubiese ocurrido entre particulares, probablemente el ofendido hubiera tenido que callarse y esperar ocasión propicia para sacarse la espina, pero el cónsul holandés movió el asunto y el capitán general de Andalucía, Don Antonio de la Cerda, Duque de Medinaceli, mandó poner preso a Don Jácome en el castillo de San Lúcar entretanto que en la corte resolvían. En 20 de octubre de 1656 daba cuenta a la ciudad el regidor Don Bartolomé de Estopiñán del mal sesgo que llevaba el negocio con la noticia de haber ordenado el Rey fuese desterrado el sargento mayor a uno de los presidios de Africa, y conmovidos los regidores, determinaron se escribiera a Su Majestad haciendo presentes los grandes servicios prestados por Don Jácome, particularmente en la última campaña, y que una diputación compuesta por los regidores Don Bartolomé de Estopiñán y su homónimo el de Castellanos visitasen en el Puerto al capitán general y le entregase carta
      de Cádiz pidiéndole por merced: “le hiciese merced de tolerar el dicho destierro y tomar otro medio más suave para su reservación”.
      **************************************
      El cuidado en las uniones matrimoniales en una atmósfera
      en donde se van consolidando conceptos raciales y/o clasistas,
      aparece en Sopranis al notificar y comentar los matrimonios
      de sus hermanos y primos. Los verificados en Perú se
      desean que tengan el mismo elevado concepto que casi el realizado
      en Cádiz por el mayorazgo Sopranis con una hija del todopoderoso
      Capitán General de la Armada y Flota de las Indias
      don Roque Centeno y Ordóñez: y así los primos María
      y Fernando de Sopranis (hijos de Agustín, el que fuere corre
      que habían permanecido en Lima) casan,-gidor de Chucuito, y
      respectivamente, con Ventura de Loma Portocarrero, «sobrino
      de Don Luis de Loma, oidor de Lima, caballero rico, que
      su asistencia tiene en Latacumga: no quiere dote», mientras
      Fernando casaba con «Doña Magdalena Vázquez de Velasco,
      hija de Don Pedro, Presidente de los Charcas, y queda en el
      corregimiento de Cumbibilcas» (carta 7) .
      Si por el casamiento no accede Sopranis a puestos más
      elevados, si puede allegarlos haciéndose sacerdote. En 1654
      sorprende a su hermano notificándole que «en cuatro días, sin
      haber más tiempo, lo conseguí con tanto aplauso y gusto mio» .
      Esta veloz mudanza motiva desconfianza en la honestidad de


Este sitio está desarrollado por The Next Generation of Genealogy Sitebuilding ©, v. 11.1, escrito por Darrin Lythgoe 2001-2017.