Nuestra familia y muchas más

Genealogía de nuestra familia y de muchas más con nexos de unión a la nuestra

Leonor Lopez de Cordoba.

Mujer 1363 - 1412  (49 años)


Información Personal    |    Notas    |    Mapa del Evento    |    Todos

  • Nombre Leonor Lopez de Cordoba. 
    Nacimiento 1363  Calatayud, Zaragoza, Aragón, España Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar. 
    Sexo Mujer 
    Fallecimiento 1412  Cordoba, Cordoba, España Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar. 
    ID Persona I25716  geneaordonez
    Última Modificación 27 Feb 2017 

    Padre Martin Lopez de Cordoba 
    Madre Sancha Carrillo 
    Casado Sí, fecha desconocida 
    ID Familia F7966  Hoja del Grupo  |  Family Chart

    Familia Ruy Gutierrez de Henestrosa 
    Casado Sí, fecha desconocida 
    Hijos 
     1. Martin Lopez de Henestrosa
     2. Leonor Gutierrez de Hinestrosa y Cordoba
    Última Modificación 27 Feb 2017 
    ID Familia F7936  Hoja del Grupo  |  Family Chart

  • Mapa del Evento
    Enlace a Google MapsNacimiento - 1363 - Calatayud, Zaragoza, Aragón, España Enlace a Google Earth
    Enlace a Google MapsFallecimiento - 1412 - Cordoba, Cordoba, España Enlace a Google Earth
     = Enlace a Google Earth 

  • Notas 
    • Leonor López de Córdoba
      Leonor López de Córdoba y Carrillo (Calatayud, 1363 - Córdoba, poco después de 1412), aristócrata (familias López de Córdoba y Carrillo), política, escritora e historiadora española.
      Biografía
      Hija del Maestre de la Orden Militar de Calatrava y de la Orden Militar de Alcántara, Martín López de Córdoba. Estuvo casada con Ruy Gutiérrez de Hinestrosa, hijo de Juan Fernández de Hinestrosa (muerto 1359), camarero y Canciller Mayor de
      Pedro I de Castilla y de Sancha González de Villegas:
      Me casó mi padre de siete años con Ruy Gutiérrez de Henestrosa, hijo de Juan Ferrández de Henestrosa, camarero mayor del señor rey don Pedro y su Chanziller mayor del sello de la puridad, y mayordomo mayor de la reyna doña Blanca su muger,
      el qual casó con doña María de Haro, señora de Haro y los Cameros; y a mi marido quedáronle muchos vienes de su padre y muchos lugares, y alcanzaba treszientos de a cavallo suyos, a quarenta madejas de aljófar, tan grueso como garvanzos, a
      quinientos moros e moras y dos mill marcos de plata en bajilla; y las joyas y preseas de su casa no las pudieran escrevir en dos pliegos de papel; y esto le cupo del dicho su padre y madre porque otro fijo y heredero non tenían: a mí me dio mi padre veinte mill doblas en casamiento y residíamos en Carmona con las fijas del señor rey don Pedro, mi marido y yo e mis cuñados, maridos de mis hermanas, y un hermano mío que se llamaba don Lope López de Córdoba Carrillo (Memorias)
      El que su familia apoyase al rey Pedro I de Castilla supuso la caída en desgracia de la familia al advenir al trono Enrique II el Fratricida. Este, sin embargo, levantó la condena y el embargo de los bienes que había hecho caer sobre su familia en su testamento, pese a lo cual toda la nobleza tuvo a la familia de Leonor López como apestada y no paró de hacerles sufrir humillaciones; por ejemplo, cuando enfermó su hijo de muerte en casa ajena y lo quisieron echar:
      Yo estaba tan traspasada de pesar, que no podia hablar del corrimiento que aquellos señores me hacian; y el triste de mi hijo dezia "decid a mi señora doña Theresa que no me haga echar, que agora saldrá mi ánima para el cielo". Y aquella noche falleció y se enterró en Santa Maria la Coronada, que es en la villa, porque doña Theresa me tenía mala intención y no savia por qué, y mandó que no lo soterrasen dentro de la villa, y así quando lo llevaban a enterrar fui yo con él, y
      quando iba por la calle con mi hijo las jentes salían dando alaridos, amancillados de mí, y decían: "Salid, señores, y veréis la más desventurada desamparada e más maldita muger del mundo", con los gritos que los cielos traspasaban, e como
      los de aquel lugar todos eran crianza y hechura del señor mi padre, y aunque sabían que les pesaba a sus señores, hicieron grande llanto conmigo como si fuera su señora.
      Sin embargo, Leonor López llegó a ser Camarera Mayor durante la minoría de edad de Juan II de Castilla, de su madre la reina regente Catalina de Lancáster, cuando había quedado viuda de Enrique III de Castilla y alcanzó gran poder en la corte y una considerable fortuna, hasta que el recelo de un grupo de cortesanos logró su caída y destierro en 1412, muriendo poco después.
      Obra
      Es autora de un libro titulado Memorias de Doña Leonor López de Córdoba donde narra los hechos de los que ella y su marido fueron testigos presenciales. Es uno de los escasos ejemplos de mujeres dedicadas a las letras en la Edad Media. Las
      Memorias son acaso la primera autobiografía compuesta en Castilla. El manuscrito original, custodiado en el Convento de San Pablo de Córdoba, se ha perdido. El texto ha sido transcrito y publicado a partir de una copia que está hoy en la Biblioteca Capitular y Colombina de Sevilla, España. Consiste en una corta narración de alrededor de nueve páginas emitidas como un documento notarial ("sepan cuantos esta escriptura vieren...") y, aunque ella afirma ser autora del texto, la
      abundancia de términos legales inclina a los estudiosos a pensar que escribió con la ayuda de un notario. Fue escrito tras su caída en desgracia en la Corte, presuntamente como un acto de devoción que pretende mostrar la fuerza de la oración a la Virgen María. Sin embargo, es también una disculpa por su padre y sus propias acciones. Por tanto, lo que empieza como un acto de piedad se convierte en una defensa de su familia que recuerda al lector que es noble tanto por vía paterna como materna.
      Las oraciones incluidas en Memorias sirven para probar la veracidad de la historia de Leonor, es la historia de una superviviente en cuerpo y espíritu y una forma de testimonio cultural.
      Leonor López de Córdoba en la literatura
      Es la protagonista de La valida, novela histórica de Vicenta María de Márquez de la Plata y Ferrandiz. Esta novela ganó el III premio Ateneo de Novela Histórica (2009, Sevilla).
      ********************************
      Leonor López de Córdoba nació en Córdoba en 1363 y murió en la misma ciudad en 1412. Doña Leonor ha pasado a formar parte de la historia literaria española al ser una de las primeras autoras en lengua castellana de quien se conserva un texto autobiográfico conocido como las "Memorias de Dª. Leonor López de Córdoba" en las que narra en primera persona los duros avatares históricos a las que tuvo que enfrentarse, junto a su marido, a lo largo de su vida.
      Doña Leonor estaba emparientada con familias de la alta alcurnia cordobesa y castellana. Su madre, Doña Sancha Carrillo, de la que quedó huérfana en temprana edad estaba emparentada con Alfonso XI de la que era sobrina y fue educada en un monasterio de la Orden de Guadalajara fundado por sus abuelos.
      Su padre, llamado Martín López de Córdoba, era hijo del mayordomo de Dª. Blanca, esposa del rey Pedro I y llegó a ser Maestre de las Órdenes de Calatrava y de Alcántara.
      Su padre la casó con siete años con Ruy Gutiérrez de Hinestrosa y de Haro
      El que su familia apoyase al rey Pedro I supuso la caída en desgracia de la familia al estar contra Enrique I el Fratricida.
      Su padre murió decapitado en Sevilla tras luchar en la sucesión de la dinastía castellana cuando Leonor apenas contaba con ocho años de edad. Ocasionando la confiscación de todos los bienes familiares y la encarcelación de aquella durante nueve años en las Atarazanas de Sevilla, sufriendo los rigores de prisión y la epidemia de peste que hubo en Sevilla.
      Tras la muerte de Enrique II es liberada, mientras su esposo aún sigue en prisión.
      Una vez recuperada la libertad Leonor vuelve a Córdoba y piensa entrar en el convento de la Orden de Guadalajara fundado por sus bisabuelos, aunque no llega a prosperar dicho deseo ya que regresa su marido de la carcel.
      Pocos años más tarde, en torno a 1389, nació su primer hijo y comenzó a mejorar la situación familiar hasta que con la ayuda económica de su tía y la mediación de ésta, los canónicos de San Hipólito le cedieron unos corrales entre la iglesia y el muro de la ciudad donde construyó una casa palacete, una huerta y dos o tres casas más para servicio. Por estas fechas daría a luz a su hija, Leonor.
      Las epidemias de peste que se extendían por toda la geografía castellana llegaron a Córdoba alrededor de 1400 lo que provocó la marcha de Dª. Leonor y su familia hacia Santaella y posteriormente hacia Aguilar donde su hijo Juan, moriría infectador por la peste al cuidar una noche, incitado por su madre, de un judío llamado Alonso, huérfano recogido por Leonor en 1391.
      La muerte de su primogénito de doce años provoca un enorme escándalo, sobre todo porque cuidaba a un " hereje "... Causando el retorno de la familia a Córdoba y que transformará la vida de Leonor.
      A comienzos del siglo XV, fue nombrada camarera mayor de la reina Catalina de Lancaster, nieta de Pedro I y viuda de Enrique III.
      Su entrada en palacio, como privada de la reina regente, supone algo importante en la vida de Leonor porque cambiará por completo hasta convertirse en una de las personas principales del reino de Castilla con amplias influencias políticas al ser consejera personal de la reina y del infante, cuyas opiniones o pareceres eran más consideradas que la de nobles, clérigos, caballeros o doctores. Producto de esta etapa de su vida, Leonor obtendrá una considerable fortuna que será destinada a la compra de varias posesiones para, tan sólo tres días después, donarlas al prior y frailes del propio monasterio de San Pablo.
      Las tensiones internas, las intrigas en torno a la corona castellana y el hecho de que una mujer hubiera adquirido tanto poder político en la corte provoca el recelo de nobles, instigando contra ella a la propia reina convirtiendo en desconfianza y desamor los afectuosos sentimientos que había manifestado hacia Leonor.
      En 1412 la reina prescindirá de los servicios de la que había sido su consejera, amenazándola con quemarla en la hoguera si, tras haber llegado a Cuenca movida por el infante Fernando de Antequera, no regresaba de inmediato a Córdoba junto
      con toda su familia.
      A partir de esta fecha, Leonor desaparecía de la vida pública refugiándose en Córdoba donde pasaría los últimos años de su vida y donde murió y fue enterrada, en una capilla erigida por ella en la iglesia de San Pablo.
      Es una de las pocas mujeres que supieron ocupar un espacio público en el sistema medieval.
      Dotada de una gran capacidad intelectual, Dª. Leonor se convirtió por méritos propios en una de las figuras más destacadas de su época, erigiéndo su nombre en uno de los más representativos de la historia femenina, sobre todo, por haber sido capaz de sacar a la luz un texto autobiográfico donde el principal valor es el haber hecho uso de la palabra y haber contado en primera persona la vida de una mujer.
      ******************************
      Por ende sepan quantos esta escriptura vieren cómo yo, Doña Leonor López de Córdoba, fija de mi señor el Maestre Don Martín López de Córdoba e Doña Sancha Carrillo, a quien dé Dios gloria y paraíso, juro por esta significanza de cruz en que yo adoro, cómo todo esto que aquí es escrito es verdad que lo vi y pasó por mí y escríbolo a honrra y alabanza de mi Señor Jesu Christo e de la Virgen Santa María su madre que lo parió, por que todas las criaturas que estubieren en tribulación son ciertos que yo espero su misericordia que si se encomiendan de corazón a la Virgen Santa Maria, que Ella las consolará y acorrerá como consoló a mí; y por que quien lo oyere sepan la relación de todos mis echos e milagros que la Virgen Santa María me mostró, y es mi intención que quede por memoria, mandélo escrevir así como vedes.
      Y así que yo soy fija del dicho Maestre, que fue de Calatrava en el tiempo del Señor Rey Don Pedro, y el dicho
      Señor Rey le hizo merced de darle la encomienda de Alcántara, que es en la ciudad de Sevilla, y luego le hizo Maestre de Alcántara y a la postre de Calatrava; y el dicho Maestre mi padre era deszenciente de la casa de Aguilar y sobrino de Don Juan Manuel, fijo de una sobrina suya, fija de dos hermanos, y subió a tan grande estado como se hallará en las crónicas de España; e, como dicho tengo, soy fija de Doña Sancha Carrillo, sobrina e criada del Señor Rey Don Alfonso, de mui esclarecida memoria (que Dios dé Santo Parayso) padre del dicho Señor Rey Don Pedro, y mi madre falleció muy temprano y así me casó mi padre de siete años con Ruy Gutiérrez de Henestrosa, hijo de Juan Fernández de Henestrosa, Camarero mayor del Señor Rey don Pedro y su Chanziller mayor del sello en la puridad y Mayordomo mayor de la Reyna Doña Blanca su muger, el qual casó con Doña María de Haro, Señora de Haro y los Cameros; y a mi marido quedáronle muchos vienes de su padre y muchos lugares, y alcanzaba trescientos de a cavallo suyos e cuarenta madejas de aljófar, tan grueso como garbanzos, y quinientos moros y moras y dos mil marcos de plata en bajilla, y las joyas y preseas de su casa no las pudiera escrevir en dos pliegos de papel; y esto le cupo del dicho su padre y madre porque otro fijo y heredero no tenìan; a mí me dio mi padre veinte mill doblas en casamiento.


Este sitio está desarrollado por The Next Generation of Genealogy Sitebuilding ©, v. 11.1, escrito por Darrin Lythgoe 2001-2017.

Histats.com © 2005-2014 Privacy Policy - Terms Of Use -